20090218

RIE Y EL MUNDO REIRÁ CONTIGO...

Ojeando los archivos encontré algunas fotos que compartían la misma vibra. Los escenarios son distintos en su mayoría, los personajes también.
Todos se rieron ante la cámara. Dieron su mejor sonrisa y se mostraron como son, con más libertad de la permitida por la rutina. Ni siquiera yo sabía que las fotos terminarían así. Peor ellos, que seguramente, habrán pensado que ese momento fue algo insustancial para su vida, la mía y la de la cámara.
Desde Ecuador, un gesto universal. Las risas de la latitud 0, las risas del pupo del mundo, las risas de los 13 millones (ya mismito 14) de ecuatorianos que habitamos la tierra.
1. El mejor servidor: Un pedido explícito de que se le tome la foto. La fotogenia del compadre le permite sentirse exitoso, también su triunfo en la cancha de Ecuavoley del parque de la Av. Granda Centeno.

2. Wilter, la sonrisa del ganador: Con plata en mano la felicidad no se escapa. Las apuestas han sido generosas y son más de 50 dólares los que se lleva. "y eso que aquí se apuesta suave" dicen todos los jugadores en coro. We are the champions my friends...
3. Manta pesquera: Puerto hospitalario por excelencia, grandes y felices vacaciones. Los pescadores llegan con la mercancía, se hacen las reparticiones, se vende lo que se puede y se despacha el resto. Tarqui en una batalla, pescado fresco durante todo el día, espinas y esqueletos en los basureros, gaviotas buscando su tajada, camionetas llenas de animales muertos y restaurantes continuando con la cadena alimenticia.


4. Callejero: El Ejido ya no es solo territorio de Carlitos Michelena. Las risas y los aplausos también se los llevan otros. Este personaje no tiene un cassette de VHS con su nombre, pero aduce, que no lo hace, porque ahora es más fácil piratear. No quiere que su trabajo sea tan vulnerable, prefiere confiar en la memoria de sus expectadores.
5. La primera es la vencida: Ecuador jugaba contra Polonia. Los vendedores ambulantes, y todo el país, se vestía de amarillo. La buena vibra ya se sentía en las calles, aunque nerviosos, todos llevábamos una sonrisa. Esa complicidad no se descubrió por completo hasta cuando el árbitro determinó el final del partido y duró hasta el día en que los jugadores volvieron al país. Se terminó con la satisfacción del deber cumplido.

6. La mejor sonrisa: es la que no se muestra del todo. La que dice mucho, pero que parece hablar poco; la que lleva ese tinte irónico y satírico de la vida; la que nos soltamos cuando nos acordamos de algo; la que intercambiamos con la persona que nos interesa; la que cuerdos, parece de borracho.


POR FAVOR, NO DEJE DE REÍRSE, USE LOS MEDIOS NECESARIOS.

5 comentarios:

Estepario-Steppenwolf dijo...

"la vida es tan corta que el tiempo para la tristeza no existe"

Tuchis dijo...

Me gusta tu forma de ver la vida loco

Alejo dijo...

Lado b:

Llora, y llorarás solo.

Juan Pablo 6 dijo...

como Oh Dae-Su frente al espejo, solo que no hay llantos documentados.

Gracias pana Tuchis y cierto es Estepario no hay mucho tiempo para la tristeza y tampoco hay que dárselo.

Estepario-Steppenwolf dijo...

La frase es de un pana de sociología, frescazo le hago llegar que le secundas la moción