20090315

RECUERDOS



"I just don't want to die
without few scars"
Chuck Palahniuk

Cuando pongo mi cara ante el espejo y veo los colores (los morados, los verdes y los rojos) debajo de mi ojo, me acuerdo del golpe. Del puñetazo que cayó sobre mi cara y que yo, solo tuve tiempo de sentirlo, ni siquiera avance a mirarlo.
Nunca antes me puse a pensar cuánto se demoran los golpes en llegar a su objetivo, a pesar de que solía ver ese programa donde mostraban al cuerpo humano como la mejor arma. Pues ahora, sé que por más de que sean segundos, un puñetazo dura más si es que lo ves, si no, dura nada.
Apenas mi cara sintió el remesón comenzó la confusión, un intenso empujón movía mi cabeza mostrándome lo que estaba a mi derecha. Otro empujón, mi propio impulso, como los que te botan del columpio, me hizo volver la mirada hacia el frente de nuevo.
Empezaron las ráfagas de brazos encendidos. De puños cerrados que vuelan buscando una carne en donde impactarse, rompiendo el viento y ansiando romper huesos. Logro dos impactos, esquivo uno y recibo otro. El famoso toma y daca, el cascazo, la sacadera de puta.
Y el cuerpo se cansa y la piel, colmada de venganza, se contrae para aguantar lo que sigue.
Qué sigue? un golpe de conciencia que te calma y te trae de nuevo al mundo.

-Pana, oye pana, pero si eso te hiciste vos mismo..... y jugando fútbol.

6 comentarios:

Alejo dijo...

El golpe más duro no es el que te duerme, sino el que te despierta. Creo que a eso le llaman realidad.

Juan Pablo 6 dijo...

date duro care mudo

oscar dijo...

primera vez k te das de kiños y te das vos mismo jajajaja. bakan el blog gamin.

Juan Pablo 6 dijo...

si no cómo, gracias gamín

Tuchis dijo...

Me recordasta al JAck o Edward Norton en el club de la pelea jaja sea como se buena forma de contar lo acontecido

Juan Pablo 6 dijo...

jajaja no lo había pensado y tienes razón pana. Ya no es culpa que se haya quedado en el inconsciente esa película.